¡Conozca el poder de la cáscara de la sandía para su salud!

Cuando se piensa en sandía, seguro piensa en la parte interna, que suele ser muy sabrosa y dulce.

Y sin duda debe desechar la parte blanca, que no es agradable el sabor, junto con la corteza verde de la fruta.

Pero sepa que está desperdiciando lo mejor de la sandía.

La parte blanca, que es parte de la concha, y la cáscara son las partes más medicinales de la sandía.

Por otra parte, la mayor parte de los nutrientes o aproximadamente el 95% se encuentra en la cáscara.

La cáscara de la sandía, simplemente para que tenga una idea, es rica en vitamina A, C, B6, zinc, potasio y magnesio.

También se puede encontrar una buena cantidad de licopeno en la cáscara.

El licopeno es un poderoso antioxidante que puede proteger nuestro cuerpo contra diversas enfermedades.

Y la parte blanca de la sandía, parte de la cáscara, mejora la circulación sanguínea, aumentando, entre otras cosas, el rendimiento sexual.


Te Recomendamos: