En minutos usted eliminará la cera de los oídos y volverá a escuchar como un niño

En este artículo usted aprenderá cómo quitar la cera del oído de forma simple y sin causar daños.

La cera en los oídos también conocida como cerumen es muy parecida a un gel lubricante.

Se forma a partir de glándulas sebáceas y sudoríparas modificadas. A eso juntamos piel muerta, restos de cabello y grasa de los oídos.

Su función es proteger los oídos (membrana timpánica) de cualquier objeto que intente entrar, como insectos u objetos extraños.

Además, su viscosidad impide a las bacterias entrar y causar infecciones en los oídos.

Pero, a pesar de su función a favor de los oídos, su exceso puede causar daños.

El tapón de cera puede generar fuertes dolores de cabeza, dolores de oído, mareo y pérdida temporal de audición.

Algunas de las cosas que contribuyen a que se forme el tapón de cera es la manera incorrecta de hacer la limpieza de los oídos.

Porque no debemos usar el hisopo para limpiar los oídos

Cuando ponemos un hisopo para hacer la limpieza de los oídos acabamos empujando aún más la cera hacia dentro de los oídos formando el tapón.


Te Recomendamos: