Cómo hacer crema antiarrugas nocturna con aceite de uva

Rate this post

El aceite de uva es un producto que puedes usar para preparar una crema antiarrugas nocturna. Es fácil de adquirir y extremadamente sencillo de usar. ¡Toma nota!

El aceite de uva es un producto natural, absolutamente fabuloso para el cuidado de la piel. Una de sus propiedades más atractivas es la de atenuar y prevenir las arrugas. Lo más llamativo es que los efectos de esta sustancia suelen hacerse evidentes a corto plazo.


Otra de las grandes ventajas de este ingrediente natural es su adaptabilidad a múltiples formas de uso. Lo adquieres muy fácilmente en el mercado y puedes combinarlo con una gran variedad de sustancias para obtener diferentes resultados.

No imaginas lo fácil que es preparar una crema antiarrugas con aceite de uva. Es nocturna porque al dejarla toda la noche sobre el rostro tiene efectos mucho más visibles. De hecho, solo con aplicarte el aceite directamente ya puedes disfrutar de sus beneficios. Veamos el tema con mayor detalle.


¿Por qué envejece la piel?

El envejecimiento de la piel es un proceso normal, que viene con la edad. A medida que pasan los años, la piel va sufriendo una serie de modificaciones que llevan a la pérdida de firmeza, hidratación, luminosidad y tersura. Es entonces cuando aparecen las temidas arrugas.

En esto influyen factores genéticos, metabólicos y hormonales, desde el punto de vista orgánico. También inciden los factores externos, tales como el sol, la polución, una higiene inadecuada, la falta de sueño y el consumo de algunas sustancias como alcohol o tabaco.

Si bien resulta inevitable, también se puede retardar o atenuar si tomas algunas medidas. La más importante de ellas es proporcionarle un cuidado diario a la piel. Asimismo, una crema antiarrugas nocturna con aceite de uva puede ayudarte a ralentizar el envejecimiento cutáneo.

Los beneficios del aceite de uva

El aceite de uva ha resultado ser uno de esos productos que ofrecen resultados rápidos y contundentes para retardar el envejecimiento de la piel. Principalmente ayuda a hidratar y a otorgar firmeza y lozanía. Esto se debe a que cuenta con un alto contenido de antioxidantes, además de vitaminas C, D, E y betacaroteno.

Son muchos los productos de la industria cosmética que emplean el aceite de uva como componente esencial. Una de sus grandes ventajas es que resulta apto para cualquier tipo de cutis, ya que ejerce una función tonificante sin tapar los poros. Además, se absorbe muy fácilmente, gracias a que tiene emolientes ligeros.

Por otro lado, también contiene alto volumen de ácido linoléico. Esto hace que no solo sea excelente para combatir las arrugas, sino también para tratar cicatrices. Resulta maravilloso cuando lo empleas contra las estrías, e incluso como loción para aplicar después de tomar el sol.



Te Recomendamos: