Revitalizar el cabello con arcilla y aceite de coco

Rate this post

La mezcla de arcilla con aceite de coco nos da como resultado un tratamiento revitalizante para reparar el cabello maltratado. ¿Aún no lo has probado? Descubre cómo prepararlo en simples pasos.

El constante uso de productos químicos, la exposición al sol, la contaminación y otra amplia variedad de factores externos ha incrementado la necesidad de utilizar tratamientos para revitalizar el cabello.


Si bien la salud capilar depende también de la nutrición y los hábitos de vida, los productos reparadores se han convertido una solución para problemas como la sequedad y el quiebre de las puntas.

Por suerte, además de las alternativas convencionales del mercado, hay varias opciones de origen natural cuya aplicación regular ofrece buenos resultados. ¿Ya has probado el tratamiento de arcilla y aceite de coco?


Arcilla y aceite de coco para revitalizar el cabello

Tanto la arcilla como el aceite de coco contienen nutrientes muy beneficiosos para la salud capilar. De hecho, ambos se han convertido en bases para la fabricación de distintos productos cosméticos cuya finalidad es devolver la vitalidad y el brillo a la melena.

Por supuesto, sus propiedades también se pueden aprovechar en su estado natural, ya que ambos ingredientes son fáciles de adquirir y pueden combinarse en un mismo tratamiento. ¿Conoces sus beneficios? A continuación los repasamos en detalle.

Beneficios de la arcilla para el cabello

La arcilla es un ingrediente natural que se ha popularizado como tratamiento cosmético de la piel y el cabello en la mayoría de spas. Destaca por su interesante concentración de nutrientes, como los derivados de silicatos de aluminio e hidróxidos coloidales con hierro.

Asimismo, contiene potasio, boro, azufre, calcio y otros elementos cuya asimilación contribuye a mejorar la salud cutánea y capilar. En el caso del cabello, la arcilla contribuye a restaurar la queratina que se pierde debido a las agresiones ambientales. Por otro lado, ayuda a:


  • Eliminar el exceso de grasa y las células muertas.
  • Retirar las impurezas que bloquean los folículos capilares.
  • Fortalecer el cuello cabelludo.
  • Sellar las hebras.
  • Reducir la sequedad.


Te Recomendamos: